martes, 12 de octubre de 2010

SYLVIA PLATH

LÍMITE


(último poema, escrito la víspera del suicidio)





La mujer alcanzó la perfección.

Su cuerpo muerto muestra la sonrisa de realización,

la apariencia de una necesidad griega

fluye por los pergaminos de su toga,

sus pies desnudos parecen decir,

hasta aquí hemos llegado, se acabó.

Los niños muertos, ovillados, blancas serpientes,

uno a cada pequeña jarra de leche ahora vacía.

Ella los ha plegado de nuevo hacia su cuerpo;

así los pétalos de una rosa cerrada,

cuando el jardín se envara

y los olores sangran de las dulces gargantas

profundas de la flor de la noche.

La luna no tiene por qué entristecerse,

mirando con fijeza desde su capucha de hueso.

Está acostumbrada a este tipo de cosas.

Sus negros crepitan y se arrastran.

**************
Sylvia Plath (Boston, 27 de octubre de 1932 – Primrose Hill, Londres, 11 de febrero de 1963) fue una escritora estadounidense especialmente conocida como poetisa, aunque también es autora de obras en prosa, como una novela semi-autobiográfica, La campana de cristal (bajo el pseudónimo de Victoria Lucas), y relatos y ensayos.

Junto con Anne Sexton, Plath es reconocida como uno de los principales cultivadoras del género de la poesía confesional iniciado por Robert Lowell y W. D. Snodgrass.
Estuvo casada con el escritor Ted Hughes, quien tras su muerte se encargó de la edición de su poesía completa.

Plath retornó a Londres con sus hijos, Frieda y Nicholas. Alquiló un piso donde había vivido W. B. Yeats; esto le encantaba a Plath y lo consideró un buen presagio cuando comenzaba el proceso de su separación. El invierno de 1962/1963 fue muy duro. El 11 de febrero de 1963, enferma y con poco dinero, Plath se suicidó asfixiándose con gas. Está enterrada en el cementerio de Heptonstall, West Yorkshire.


Aunque durante mucho tiempo se consideró que sus repetidas depresiones e intentos de suicidio se debieron a la muerte de su padre cuando ella contaba nueve años, pérdida que nunca logró superar, hoy se sabe con certeza que padecía trastorno bipolar, enfermedad mental que en la actualidad tiene adecuado tratamiento.

Su hijo Nicholas Hughes Plath fue un hombre solitario; se refugió en la privacidad de Alaska como profesor en la Universidad de Alaska Fairbanks. Maníaco depresivo y solitario, nunca se casó ni tuvo hijos, y el 16 de marzo de 2009 se suicidó en Alaska.


http://es.wikipedia.org/wiki/Sylvia_Plath

viernes, 25 de junio de 2010

ESTRELLAS DE AMOR by ISTHAR


Desde tiempos remotos el ser humano ha buscado la respuesta a mil interrogantes.Por ejemplo a qué venimos a éste mundo; cuál es nuestro origen; si existe algo después de ésta vida; si el espíritu no muere y un día vuelve para hacer nuevas experiencias; si al término de éste viaje nos encontramos con Dios, o si por el contrario, con la muerte todo termina.Unas preguntas tienen contestación y otras por ahora no.Yo en mi humilde forma de ver y sentir, creo que venimos a éste mundo con un propósito y es trabajar en nuestra evolución personal y los logros en ese sentido nos permitirán cultivar la Conciencia y ayudar a otras personas.Esos seres son nuestros compañeros en éste viaje misterioso, que nos lleva por sendas luminosas y floridas u oscuras y difíciles.El tránsito por variados caminos nos va dando la experiencia para seguir todos los días conociendo algo más de la fabulosa Vida.Es indudable que existe un orden y que la Diosa de la Naturaleza, es sabia por eso los hechos suceden de determinada manera y en el tiempo debido.Todo es ley de Causa y Efecto y aunque muchas veces no entendemos el porqué de lo que nos sucede, existen motivos y causas que generan l+as circunstancias por las cuales recibimos las lecciones que necesitamos para crecer y evolucionar.De esas pruebas no siempre he salido fortalecida, sino que he aprendido, pero han dejado un sabor amargo y un gran desencanto.Otras experiencias me han hecho feliz y esperanzada pero sin duda la Vida es un conjunto de vivencias tristes y alegres.Es un carrusel de colores; una copa de néctar dulce y delicioso que puede volverse amargo, pero siempre nos deja una enseñanza necesaria.También he caído en la depresión de la cual creí no poder salir, todo se tornó oscuro y desesperante, pasando mucho tiempo sumergida en la melancolía. Luego con el tiempo que atenúa los sufrimientos, salí otra vez a la Vida a comenzar otro ciclo más afortunado y positivo.Y entonces... una mañana encuentro un ser pequeñito que me esperaba en el jardín, me dijo que era un Duende bondadoso y que venía a ayudarme a superar mis penas y dudas.Junto a él emprendí un viaje fabuloso que nos llevó a los confines del universo, por rutas floridas en busca de los tesoros más valiosos.Comenzó a enseñarme un mundo maravilloso, donde vivían Duendes Hadas y Genios muy poderosos que con su inmensa Misericordia, ayudaban a quienes los necesitábamos.El Duende me regaló su anillo mágico de ópalo negro, con una pequeña tapa de oro y rubíes, que al abrirla, se veía un mundo encantado, morada de esos fabulosos personajes.Todo parecía irreal, pero no lo era para mi que recién me asomaba de la mano de mi Duende a ese lugar fantástico.Mis ojos deslumbrados por tanta belleza y mi corazón lleno de ilusión me llevaron a mirar el anillo mágico y de inmediato entramos con alegría al lugar más brillante que pudiera imaginar.Por un camino dorado llegué a la presencia del más grande de los Genios que nos recibió sentado en su trono de lapislázuli y diamantes.Su corona era del más puro oro, con un inmenso ópalo azul en la frente.El Genio me regaló tres tesoros Amor, Compasión y Generosidad. Me dijo que éstos tesoros son infinitos que yo también los regale a quienes los necesitan y que entonces los veré multiplicarse mil veces y que el beneficio más grande será para mí pues aprenderé lo que es el Amor verdadero que siempre es desinteresado.El Genio bondadoso sacó de mi alma la tristeza y la soledad.Yo comenzaría por transformar mi corazón, un cambio profundo para poder ayudar regalando los valiosos tesoros de mi espíritu.Seguimos por sendas encantadas, en busca de suaves melodías de laúdes, cítaras y arpas; de bellas y delicadas flores de loto en el estanque de una princesa; de frágiles alondras en jaulas de oro. De la maravillosa fuente de la vida eterna; de lirios imperiales para la corona de la Reina de las Hadas.Fuimos de un reino a otro y siempre recibí tesoros fabulosos, regalos espirituales, para adornar el corazón y también para regalarlos como estrellas de luz...

viernes, 11 de junio de 2010

AQUI ESTAN TUS RECUERDOS by OLGA OROZCO


Aquí están tus recuerdos:
este leve polvillo de violetas cayendo inútilmente sobre las olvidadas fechas;tu nombre,el persistente nombre que abandonó tu mano entre las piedras;el árbol familiar, su rumor siempre verde contra el vidrio;mi infancia, tan cercana,en el mismo jardín donde la hierba canta todavíay donde tantas veces tu cabeza reposaba de pronto junto a mí,entre los matorrales de la sombra.
Todo siempre es igual.Cuando otra vez llamamos como ahora en el lejano muro:todo siempre es igual.Aquí están tus dominios, pálido adolescente:la húmeda llanura para tus pies furtivos,la aspereza del cardo, la recordada escarcha del amanecer,las antiguas leyendas,la tierra en que nacimos con idéntica niebla sobre el llanto.
-¿Recuerdas la nevada? ¡Hace ya tanto tiempo!¡Cómo han crecido desde entonces tus cabellos!Sin embargo, llevas aún sus efímeras flores sobre el pechoy tu frente se inclina bajo ese mismo cielotan deslumbrante y claro.
¿Por qué habrás de volver acompañado, como un dios a su mundo,por algún paisaje que he querido?¿Recuerdas todavía la nevada?
¡Qué sola estará hoy, detrás de las inútiles paredes,tu morada de hierros y de flores!Abandonada, su juventud que tiene la forma de tu cuerpo,extrañará ahora tus silencios demasiado obstinados,tu piel, tan desolada como un país al que sólo visitaran cenicientos pétalosdespués de haber mirado pasar, ¡tanto tiempo!,la paciencia inacabable de la hormiga entre sus solitarias ruinas.
Espera, espera, corazón mío:no es el semblante frío de la temida nieve ni el del sueño reciente.Otra vez, otra vez, corazón mío:el roce inconfundible de la arena en la verja,el grito de la abuela,la misma soledad, la no mentida,y este largo destino de mirarse las manos hasta envejecer.
Olga Orozco

miércoles, 9 de junio de 2010

EN UN LEJANO LUGAR Y EN OTRO TIEMPO by ISTHAR


Y entonces, un día en el siguiente tránsito. Nicole llega a ser Laura.El ser espiritual llegó otra vez al mundo para enfrentarse a otro destino y a diferentes opciones que no siempre sabría aprovechar.Laura comienza su vida con el desamor de sus padres, para los que nunca fue importante.Ellos pasaron despreocupados e indiferentes, sin ofrecerle amor y cuidados. Sí tuvo muchas cosas materiales, que no sirvieron para llenar sus necesidades de amor y de entrega.Con un padre ausente y una madre lejana e inalcanzable, que no fue ni amiga, ni confidente, sólo una extraña...Entonces Laura fue solitaria, introvertida, insegura, dependiente, romántica y obsesionada, dudaba de sus capacidades y al fin eligió una vida en soledad.Todas las experiencias que le dan las lecciones aprendidas por Nicole, modelan la renovación de su vida, que procede de ese cambio interior.Aunque no logra la felicidad,sí, ha evolucionado en todos los aspectos, en los sentimientos, en el amor que sintió por su familia, en su amor a Dios, a los animales y a todos los seres abandonados, desprotegidos y débiles.Un día llegó el amor a su vida y creyó que era para siempre, pero después de un matrimonio muy felíz, la sombra del desencanto llenó su corazón de dolor y también de rencor.Comprendió que el amor fue un espejismo que se desvaneció en el aire transparente de la irrealidad, dejando en el corazón nostalgia y desilusión.Los años de abandono afectivo y luego el fin de una relacióntan entrañable, fue el inicio de una vida de soledad, ya que Laura nunca más volvería a amar... Había sentido un amor muy grande con raíces profundas que sería eterno.Termina así su vida en pareja y luego pasarían treinta años donde nunca hubo ni la sombra del olvido...Fue un destino de variados contrastes donde también se cumplen algunos sueños. Su espíritu y su corazón tuvieron siempre y a pesar de todo, la frescura de la juventud.Se dedicó a cultivar su inteligencia, su gusto por la lectura, la música, la meditación, estudiando historia, sicología y mil temas interesantes.Aprendió mucho y su conclusión más trascendente fue que el amor existe y genera lazos indestructibles, que el bien vencerá al mal, que la vida es el más precioso regalo que se pueda recibir y que el ser humano es siempre rescatable.Con amor de podrán derribar las barreras del abandono, de la incomprensión, del egoísmo, de la soberbia y la falta de valores.Sin duda venimos a éste mundo a recibir las lecciones que la vida nos da y que necesitamos para evolucionar hacia el felíz encuentro con nuestra conciencia.Muchas veces nos revelamos contra el destino y decimos que lo que nos sucede es injusto, porque ignoramos los motivos que generan las causas de nuestro dolor.Esas causas talvéz vienen de un remoto pasado, pues toda acción positiva o negativa realizada en cualquier época,tendrá sus consecuencias en el momento indicado....Y la vida continúa...
ISTHAR
esta composicion, es parte de mi libro " Viaje del ser espiritual a traves del tiempo"
Memorias imaginarias .

martes, 1 de junio de 2010

LA GRUTA DE PLATA by ISTHAR


Y asi he seguido mi destino, por distintos senderos, unos hermosos y floridos y otros largos y aridos, siempre junto a mis duendes, que no desean que nunca ni frente a circunstancias adversas, yo pierda la Fe.Un dia me di cuenta que los personajes mas importantes de mi vida pasaron a mi lado sin detenerse, no pudieron pues estaban obsesionados con sus asuntos personales. Por lo tanto decidi despedirme de mis heroes de barro, dejandolos partir, para obtener tambien mi liberacion de una dependencia innecesaria, que me impedia madurar y crecer.Con la distancia se van atenuando las penas; yo sigo con mi vida, con entusiasmo y en mi incesante caminar, encuentro un sendero poco transitado, casi cubierto por la vegetacion, con arboles altisimos y a traves de ellos se filtran los hilos de oro del sol y de pronto, llego al mar donde un barco esta naufragando. El capitan lucha con todas sus fuerzas, hace todo lo que puede, pero es imposible salvar el barco, entonces fue tirando al mar lo que poseia, su barco esta a la deriva, hecho trizas, asi como queda el corazon cuando lo hiere una traicion. El capitan no tiene esperanzas...Por un instante miro al cielo y creyo ver una gaviota que apresurada volaba hacia el horizonte, queriendo alcanzar la bandada, que ya estaban muy lejos. El marino se dio cuenta que estaba mas solo que nunca hundiendose con su barco, su mas grande amor estaba muriendo frente a sus ojos.Ante tanto dolor cree que ya no tiene motivos para vivir y decide seguir junto a su barco por siempre. Entonces... mira el horizonte y alla lejos hay una escala que llega al cielo, siente que sus duendes lo impulsan a llegar a ella. Y asi salva su vida, por esa escala llega a un camino luminoso, el duende lo deja alli, pues el marino debe recorrerlo solo.Sigue viajando por esa senda de oro, todo lo que ve es fabuloso, esta en el espacio azul, sintiendo una sensacion unica, fantastica; los planetas, estrellas y el universo maravilloso, lleno de bellezas nunca imaginadas.Fue descubriendo misterios grandiosos, conociendo lugares idilicos, con colores deslumbrantes, entonces llego a la gruta de plata que era la morada de un genio protector, que esperaba su llegada, para poner ante sus ojos sus tesoros. Alli, el genio abrio arcas de sandalo, llenas de increibles joyas, gemas preciosas,inmensas perlas, coronas de hadas...El genio supo enseguida que ninguno de sus tesoros podrian aliviar el dolor del marino, entonces con su magia misteriosa, comenzo a sacar de su alma todas las tristezas, le devolvio la alegria y los deseos de vivir.El marino olvido sus penas y despues de algunos dias le dijo adios al genio y prosiguio su viaje fantastico a travez del espacio, viendo una estrella fugaz que cruzo el firmamento, dejando su estela de plata.El marino estaba deslumbrado con su viaje y de pronto llego a la luna y quiso vivir por siempre en ella, pues alli todo era magico y asomado a la puerta de madreperla, vio toda la maravillosa, fascinante y fabulosa creacion.Y el marino comprendio que el universo y la vida son infinitos y que con solo buscar en la imaginacion y llamar al genio bondadoso, las puertas de reinos ignotos se abren por arte de magia...ISTHAR.

sábado, 29 de mayo de 2010

TULIPANES by ISTHAR


Un día con la intención de remodelar mi vida, decidí hacer algo que nunca me había atrevido a realizar,escribir acerca de los temas que me interesan y así fue que sin ser escritora, me dediqué a dar forma a mi fantasía y a confesar mis ideas que no se si serán acertadas, lógicas o buenas pero son la expresión de mi mente y mi corazón.Siempre en la búsqueda de los senderos espirituales que me lleven junto a los tesoros más preciados.En esos caminos no siempre he encontrado lo que anhelaba, sino que muchas veces he aprendido lecciones difíciles, que me han dado la posibilidad de crecer y madurar.Creo que mi vida no ha sido inútil, he sufrido soledad, he luchado con viejos esquemas que me llevaron a estar en abierta controversia con seres queridos. Y para no dejarme hundir por el peso de las circunstancias, decidí luchar y hacer de mi vida algo productivo, cultivando mi mente a travéz de la lectura y mi espíritu con la música, la meditación y la búsqueda de la verdad.Fue así que un día en mi incesante caminar encontré una pradera de tulipanes amarillos, resplandecientes bajo el cielo azul intenso. Estuve horas contemplando tanta belleza, nunca antes vista ni imaginada. Seguí hasta un lago como espejo, donde nadaban los cisnes, y los pájaros cantaban posados en los sauces, todo parecía sacado de un hermoso cuadro, las colinas, el sol de oro y el bosque con sus sonidos, con la frescura de su sombra; siento la vibración de ese mundo de follaje, la vida comienza, todo se desarrolla en la paz de ese lugar encantado.La diosa de la Naturaleza, regala sus más fabulosas galas, colma cada lugar del universo de belleza, de luz, de increíbles mariposas hermosas y fugaces como ilusiones, de pájaros blancos, que vuelan y se esconden en los árboles,ellos son libres e inalcanzables como las nubesEn medio de tanta vitalidad me doy cuenta que al tomar éste camino, me alejé de mis años oscuros, perdidos, solitarios, para entrar en éste mundo fabuloso que me renueva, me hace soñar, cura mi espíritu y me da fuerza para seguir siempre con la esperanza de encontrar otra primavera florida y una pradera de tulipanes amarillos...

viernes, 14 de mayo de 2010

POEMA by WANG WEI (690-759 d. de C)


POEMA by WANG WEI (690-759 d. de c.)
Poema
Últimamente comprendí el significado de la tranquilidad,día tras día me mantuve apartado de la multitud. Limpié mi cabaña y la preparé para la visita de un monje,que llegó a visitarme desde las montañas lejanas.Vino bajando desde los picos ocultos por las nubes,para verme en mi casa de techo de paja. Sentados en el pasto compartimos la resina del pino,quemando incienso leímos los sutras del Tao. Al terminar el día encendimos nuestra lámpara, las campanas del templo anuncian elcomienzo de la noche.Repentinamente advertí que la tranquilidad es realmente Felicidad,y sentí que mi vida tiene abundante ocio.
******************************
Wang Wei (699-759 D. De C.)Uno de los artistas más dotados de la época T'ang. Fue poeta, pintor, calígrafo y músico altamente distinguido. En pintura fue uno de los creadores del estilo llamado "Poh-muo hua" o sea "tinta salpicada", que se transformó en el favorito de los adeptos tanto Ch'an Ven como taoístas. Se graduó como Chin-shih en el año 721, a los 19 años, y el Emperador Hsüan-tsung lo nombró secretario de Estado. Arruinó su carrera al participar de la Rebelión de An Lu-shan, lo que le valió un corto tiempo en prisión.Fue un adepto del Budismo Ch'an, y tanto su poesía como su pintura revelan el alto desarrollo de su visión interior. Después de enviudar no volvió a casarse. Pasó su vejez escribiendo poesía y pintando en compañía de sus amigos en su villa situada en Wang Ch'uan, a los pies del Monte Chung-nan. Su Tung-po decía de él, que era capaz de evocar todo un paisaje en una sola línea de cinco caracteres.

LO QUE DICEN LAS GOLONDRINAS by TEOPHILE GAUTIER


Lo que dicen las golondrinas


Aquí y allá se ven las secas hojas
sobre campos de hierba amarillenta;
desde el alba a la noche el viento es fresco,
éste es el fin del tiempo de verano.


Veo abrirse las flores que conserva
el jardín como un último tesoro:
quiere lucir la dalia su divisa,
la maravilla su dorada toca.


La lluvia en el estanque hace burbujas
y tienen conciliábulos extraños
las golondrinas sobre los tejados:
¡Ya ha llegado el invierno con sus fríos!


Se reúnen por cientos con el fin
de llegar a un acuerdo sobre su éxodo.
Una dice: «Qué bien se está en Atenas,
viéndolo todo desde la muralla.


Todos los años voy allí y anido en
metopas del mismo Partenón.
En los frisos mi nido disimula
el hueco de una bala de cañón.»


Otra dice: «Yo tengo mi cuartito
en Esmirna, en el techo de un café;
sus granos de ámbar cuentan los hayíes
en el umbral que recalienta el sol.


Entro y salgo, avezada como estoy
a los rubios vapores de las pipas,
y entre mares humosos rozo siempre
los turbanes y feces al pasar.


» Ésta dice: «Yo habito en un triglifo,
en el frontón de un templo, allá en Baalbek;
allí me poso y me sujeto, encima
de mis crías de pico puntiagudo.»


Otra dice: «Sabed mi dirección:
Rodas, palacio de los caballeros;
cada invierno mi tienda se alza allí
en capiteles de negros pilares.


» Y la quinta: «Yo voy a descansar,
pues la edad no permite largos vuelos,
en las blancas terrazas que hay en Malta,
entre el azul del agua y el del cielo.


La sexta: «¡Hay que ver qué bien se está
en El Cairo y sus altos minaretes!
Recubro con el barro un ornamento
y mi cuartel de invierno ya está listo.»


«Pues yo tengo mi nido», dice la última
«donde está la segunda catarata;
el exacto lugar está indicado
en el psen de un monarca de granito».


«Mañana cuántas leguas», dicen todas,
«nuestra bandada habrá dejado atrás,
pardas llanuras, picos blancos, mares
azules con bordados espumosos».


Entre tanto chillido y aleteo,
sobre estrechas cornisas de la altura,
conversan entre sí las golondrinas
viendo cómo la herrumbre invade el bosque.


Comprendo las palabras que se dicen
porque al fin el poeta es como un pájaro;
pero, ay, está cautivo, y sus impulsos
se rompen contra redes invisibles.


¡Alas quiero tener, dadme unas alas!,
como dice aquel cántico de Rückert,
para volar con ellas hacia el oro
del sol, hacia la primavera verde.

miércoles, 12 de mayo de 2010

ODA A HOLDERLIN by HERMANN HESSE



Oda a Hölderlin


Amigo de mi juventud, a ti regreso agradecido ciertos atardeceres, cuando entre los saúcos en el jardín que duerme suena sólo la fuente susurrante. Hoy nadie te conoce, amigo mío; en estos tiempo nuevos muchos se han apartado del encanto tranquilo de la Hélade, sin oraciones y sin dioses prosaicamente el pueblo camina sobre el polvo. Pero para una secreta multitud de absortos entrañables a los que el dios llenó el alma de anhelos aún suenan las canciones de tu arpa divina. Cansados del trabajo regresamos ansiosos a la ambrosiaca noche de tu canto, cuyas flotantes alas nos protegen con un sueño dorado. Y cuando nos encanta tu canción más ardiente se enciende, más dolorosamente arde hacia el país dichoso del pasado hacia los templos de los griegos esta nostalgia que jamás termina.
Versión de Jesús Ruiz
HERMANN HESSE
Reseña biográfica
Poeta, ensayista y novelista alemán nacido en Calw, Selva Negra, en 1877.Descendiente de una familia de misioneros, sus padres quisieron orientar su educación por el camino religioso internándolo en un seminario del que se fugó pocos meses después. Un trabajo como bibliotecario le sirvió para completar su educación, dedicándose desde entonces al ejercicio literario. Escribió la primera colección de poesías en 1903 y su primera novela "Peter Camenzind" un año después. Adquirió gran fama y se consolidó como uno de los escritores más influyentes de Alemania. A raíz del movimiento nacionalista que se propagó antes de la I Guerra mundial, se pronunció en un tono pacifista que le valió ser tratado como traidor de la patria, situación que lo llevó a radicarse en Berna donde obtuvo en 1923 la nacionalidad suiza."Demian" 1919,"El lobo estepario" 1927, y "El juego de abalorios" 1943, figuran entre sus obras más importantes. Obtuvo el Premio Nobel en 1946.Falleció en Montagnola, Suiza, en 1962.

martes, 11 de mayo de 2010

LA NOCHE by WILLIAM BLAKE


La noche
Desciende el sol por el oeste,brilla el lucero vespertino;los pájaros están callados en sus nidos,y yo debo buscar el mío. La luna, como una flor en el alto arco del cielo,con deleite silencioso,se instala y sonríe en la noche. Adiós, campos verdes y arboledas dichosas donde los rebaños hallaron su deleite.Donde los corderos pastaron, andan en silenciolos pies de los ángeles luminosos;sin ser vistos vierten bendiciones y júbilos incesantes,sobre cada pimpollo y cada capullo,y sobre cada corazón dormido.Miran hasta en nidos impensados donde las aves se abrigan;visitan las cuevas de todas las fieras,para protegerlas de todo mal.Si ven que alguien llora en vez de estar durmiendo,derraman sueño sobre su cabezay se sientan junto a su cama.Cuando lobos y tigres aúllan por su presa,se detienen y lloran apenados;tratan de desviar su sed en otro sentido,y los alejan de las ovejas.Pero si embisten enfurecidos,los ángeles con gran cautela amparan a cada espíritu manso para que hereden mundos nuevos.Y allí, el león de ojos enrojecidos vertirá lágrimas doradas,y compadecido por los tiernos llantos,andará en torno de la manada,y dirá: "La ira, por su mansedumbre,y la enfermedad, por su salud,es expulsadade nuestro día inmortal.Y ahora junto a ti, cordero que balas,puedo recostarme y dormir;o pensar en quien llevaba tu nombre,pastar después de ti y llorar.Pues lavada en el río de la vida mi reluciente melena brillará para siempre como el oro,mientras yo vigilo el redil.

WILLIAM BLAKE
Reseña biográfica
Poeta, pintor y filósofo inglés nacido en Londres en 1757.Desde muy pequeño tomó cursos de dibujo y grabado en las escuelas de Henry Pars y James Basire, explorando al mismo tiempo el campo literario con la lectura de grandes poetas y escritores de la época.La marcada tendencia mística, producto de sus alucinaciones,quedó claramente expresada en su obra pictórica y poética, tal como se observa en su primera colección de poemas publicados en 1783 como "Poetical Sketches". Con la "Canción de inocencia" en 1789 y "Canciones de experiencia" en 1794, el poeta quiso reafirmar su creencia sobre la fuerza creativa de la imaginación humana frente a la razón.Entre 1793 y 1818, escribió un conjunto de poemas breves y una obra satírica, "Una isla en la luna", referente a su niñez.Falleció en medio de la pobreza en agosto de 1827. ©

miércoles, 28 de abril de 2010

PARA TI DE LA COLINA HE CORTADO ESTA FLOR by VICTOR HUGO


Para ti de la colina he cortado esta flor.
En la costa escarpada que hacia el mar desciende Y que sólo las águilas conocen y frecuentan.
En la roca agrietada, solitaria ella crecía.
Los costados de la triste cima de sombra
La bañaban y yo veía donde el sol ya no estaba, Como un arco brillante y rojo de victoria,
La noche oscura hacía un pórtico de nubes.
A lo lejos flotaban pequeños navíos.
En el fondo del valle unos techos temían
Llamar la atención brillando demasiado.
Para ti, mi amada, he cortado esta flor.
Es pálida y no tiene su corola perfume,
Su raíz no atrapó en la cima del monte
Sino el olor amargo de las algas marinas;
Mas dije: "pobre flor, desde lo alto de esta cima
Debieras descender hacia el abismo inmenso
Adonde van las algas, las nubes y los barcos,
Pero muere en su pecho, abismo aún más profundo,
Marchítate en su seno, donde palpita un mundo.
El cielo que te creó para perder tus pétalos
Te destinó a la mar y yo te entrego al amor".
El viento levantaba las olas, y el día ya no era
Sino un destello pálido, lentamente borrado.
¡Ay, cuánta tristeza había en mis pensamientos
Mientras el negro precipicio penetraba
mi alma
Con el frío estremecimiento del ocaso!

martes, 27 de abril de 2010

PLENITUD by VICTOR HUGO




Puesto que apliqué mis labios a tu copa llena aún,y puse entre tus manos mi pálida frente;puesto que alguna vez pude respirar el dulce alientode tu alma, perfume escondido en la sombra.
Puesto que me fue concedido escuchar de tilas palabras en que se derrama el corazón misterioso;ya que he visto llorar, ya que he visto sonreír,tu boca sobre mi boca, tus ojos en mis ojos.Ya que he visto brillar sobre mi cabeza ilusionadaun rayo de tu estrella, ¡ay!, siempre velada.Ya que he visto caer en las ondas de mi vidaun pétalo de rosa arrancado a tus días,
puedo decir ahora a los veloces años:¡Pasad! ¡Seguid pasando! ¡Yo no envejeceré más!Idos todos con todas nuestras flores marchitas,tengo en mi álbum una flor que nadie puede cortar.
vuestras alas, al rozarlo, no podrán derramarel vaso en que ahora bebo y que tengo bien lleno.Mi alma tiene más fuego que vosotros ceniza.Mi corazón tiene más amor que vosotros olvido.

Versión de L. S.







acerca de VICTOR HUGO TEXTO COMPLETO AQUI

Victor Hugo
22 de mayo. La multitud se agolpa en torno al cetro del ex-alcalde de París, par de Francia, vizconde..., hijo de su tiempo y leyenda de un siglo.
El hombre que escribió las Odas, a cuya cabeza le fue puesto precio, hombre cuya casa fue apedreada, tan amable como fogoso, voluptuoso, recargado, risueño, pintor, poeta, novelista, bonapartista, monárquico, socialista, esotérico, clasista, libre y esclavo.
Aquel sueño que hoy conocemos por el nombre de Victor Hugo fue padre de cinco hijos que vio morir, cuatro naturalmente, la última a manos de la locura. Casado, amante, fauno fiel, todo esto fue este sueño que reinó durante todo el siglo XIX, que contempló golpes de Estado, que participó en revueltas, que fue amado y reverenciado, en exceso, nunca como merecía, más de lo deseado... Fue el siglo de Victor Hugo.
Victor Hugo, hijo de un héroe de los tiempos de La Revolución Francesa y de una mujer renana... Tuvo una infancia tranquila, años felices (algunos de ellos transcurrieron en Madrid). Fue criado por su madre y el amante de éste, que luego sería condenado a muerte. Su padre, alejado, viviría con otra mujer (apodada «la generala»): Hecho este de gran trascendencia, ya que el propio Hugo repetiría semejante circunstancia (que mantuvo relaciones con «su» Julieta durante más de treinta años).
Pronto llegaron los premios y la enfermedad que coronaría su vida de laureles y sufrimientos: voluptuosidad. Incurable, intratable, único mal del que el enfermo no espera jamás poder recuperarse. Pronto contrajo matrimonio con la que sería su mujer en la distancia: Adèle Foucher. Años felices, años en los que escribe dramas teatrales como «Hernani», años de lucha política... Muy pronto escribe la que muchos consideramos es su gran novela: «Nuestra Señora de París».
El siglo es audaz y laberíntico, sin freno, y así Victor Hugo corre y escribe.
Poco dura la estabilidad para el enfermo. Los ecos del París, ciudad del amor y de los poetas que comienzan a despuntar... Su reverenciado Chateaubriand (lee muy joven «El genio del Cristianismo») es una influencia definitiva: «Como Chateaubriand o nada», diría en su temprana juventud. Sus tendencias políticas se ven puestas a prueba. Emperadores y nobles le colman de alabanzas, emplea estas influencias para su arte, su verdadera vocación. Como hiciera Beethoven, dedica obras a los «Bonapartes Chicos» de turno. Pronto «Notre Dame de París» se convierte en el primer best-seller de la época... Hugo se pierde en vericuetos políticos y amores de diversa índole. Julieta, la que sería su fiel compañera, ya ha hecho su aparición.
Estallan conflictos, Hugo es nombrado alcalde de París (aunque se mantiene más bien poco en su cargo). Más tarde tiene que refugiarse, huye como exiliado. Dumas apoya, Balzac muere, se ha ganado la admiración y el respeto de Delacroix: Hugo, humanista convencido en los grandes salones de la más rancia aristocracia.
Se refugia en la isla de Jersey, escribe «Los Miserables», más poemas, «La Leyenda de los Siglos», más poemas, mística, esoterismo, cábala... Cada día toma un baño en el mar, escribe de pie, profeta convencido de su mensaje que pretende fundar una nueva religión... Vuelve a París, apedrean su casa, se exilia, regresa... Julieta muere, la vida del anciano de ochenta años llega a su fin. Nos deja el legado de un siglo contemplado por una de las plumas más hábiles del siglo de todas las revoluciones. 22 de mayo.



viernes, 23 de abril de 2010

NOCHE DE JUNIO by VICTOR HUGO


Noche de junio Muere el día en verano. De sus flores cubierto,vierte el campo a lo lejos un perfume embriagante.Con los ojos cerrados y el oído entreabierto,dormimos en un sueño más claro y fascinante.Es más grata la sombra y el lucero es más puro.Una luz imprecisa los espacios colora,y el alba dulce y pálida, esperando su hora,vaga toda la noche al pie del cielo oscuro.

Versión de Andrés Holguín

jueves, 22 de abril de 2010

SI PUDIERAMOS IR by VICTOR HUGO


Si pudiéramos ir
Él decía a su amada: Si pudiéramos ir los dos juntos, el alma rebosante de fe, con fulgores extraños en el fiel corazón, ebrios de éxtasis dulces y de melancolía, hasta hacer que se rompan los mil nudos con que ata la ciudad nuestra vida; si nos fuera posible salir de este París triste y loco, huiríamos;no se adónde, a cualquier ignorado lugar, lejos de vanos ruidos, de los odios y envidias,a buscar un rincón donde crece la hierba, donde hay árboles y hay una casa chiquita con sus flores y un poco de silencio, y también soledad, y en la altura cielo azul y la música de algún pájaro que se ha posado en las tejas, y un alivio de sombra... ¿Crees que acaso podemos tener necesidad de otra cosa en el mundo?



Versión de Víctor M. Londoño

miércoles, 21 de abril de 2010

LOS NIDOS by VICTOR HUGO


Cuando el soplo de abril abre las flores,buscan las golondrinas
de la vieja torre las agrestes ruinas;los pardos ruiseñores
buscando van, bien mío,el bosque más sombrío,para esconder a todos su morada
en los frondosos ramos.y nosotros también, en el tumulto
de la inmensa ciudad, hogar oculto
anhelantes buscamos,donde jamás oblicua una mirada
llegue como un insulto;y preferimos las desiertas calles
donde la turba inquietaen tropel no se agrupa; y en los valles
las sendas del pastor y del poeta;y en la selva el rincón desconocido
donde no llegan del mundo los rumores.
Como esconden los pájaros su nido,vamos allí a ocultar nuestros amores.

Versión de Salvador Díaz Mirón

miércoles, 14 de abril de 2010

QUE SALGA EL INDIO ENTRE LAS PIEDRAS**by Mario Melendez




Que salga el Guayasamín que cada uno tenemos
que salga el indio entre las piedras, médula a médula
el gran precipicio que somos, la gran llaga ecuatoriana
y lo que cae del ojo al cielo, y lo que arruga el aire
y lo que sale de nosotros mismos como una rosa deforme
y lo que araña más adentro que salga
que salga el trueno, la bocanada, el relámpago
la hebra furiosa y tuerta que mira sangrar el alma
y aquí, en esta jaula ardiente que es América de luto
están pendiente los nombres de aquellas manos clavadas
de aquellos pies desahuciados, de aquellos huesos de humo
de aquel sueño arrojado al gran ataúd del miedo
o simplemente del árbol con sus ramas infinitamente secas
Porque no estamos muertos, no estamos
y hay uno que ahora brinca por encima de los sables
y hay uno que bebe fuego y lleva alas de ceniza
y hay uno que agrieta el río con su cráneo universal
y hay uno que dice yo, yo soy el indio entre las piedras
y todo el horror humano se me apaga en el cuerpo
y tengo lágrimas y penas
y el corazón como una luna borracha
y el esqueleto dormido, y la mandíbula tiesa
y a mi oído brama el perro de las noches podridas
y a mi boca rueda el beso de la angustia que mata
Y yo pinto, yo pinto con mi voz y con mis uñas repletas
yo pinto con mi oxígeno la cicatriz del viento
raspo la puñalada maldita de los siglos
me sumerjo en el ácido mortal de las pupilas andinas
desnudo el recuerdo de la calavera sombría
y en mí sobreviven las tripas cortadas de cuajo
y cada grito soy yo, cada mejilla nacida del grito
cada suspiro fatal y su patria de aguja
cada mujer, cada hombre
cada animal volteado en la vértebra dramática
todos y cada uno de ellos
y en todas partes la vida como un sol amargo
y yo, hinchado de colores
cierro las alas y duermo sobre la tristeza



sábado, 10 de abril de 2010

Ahuyentemos el tiempo, amor... by Gioconda Belli



Ahuyentemos el tiempo, amor,
que ya no exista;
esos minutos largos que desfilan pesados
cuando no estás conmigo
y estás en todas partes
sin estar pero estando.
Me dolés en el cuerpo,
me acariciás el pelo
y no estás
y estás cerca,
te siento levantarte
desde el aire llenarme
pero estoy sola, amor,
y este estarte viendo
sin que estés,
me hace sentirme a veces
como una leona herida,
me retuerzo
doy vueltas
te busco
y no estás
y estás
allí
tan cerca.

miércoles, 7 de abril de 2010

CASTILLOS DE ARENA by GIOCONDA BELLI


Castillos de arena ¿Por qué no me dijiste que estabas construyendo
ese castillo de arena?
Hubiera sido tan hermoso
poder entrar por su pequeña puerta,
recorrer sus salados corredores,
esperarte en los cuadros de conchas,
hablándote desde el balcón
con la boca llena de espuma blanca y transparente
como mis palabras,
esas palabras livianas que te digo,
que no tienen más que el peso
del aire entre mis dientes.
Es tan hermoso contemplar el mar.
Hubiera sido tan hermoso el mar
desde nuestro castillo de arena,
relamiendo el tiempo
con la ternura
honda y profunda del agua,
divagando sobre las historias que nos contaban
cuando, niños, éramos un solo poro
abierto a la naturaleza.
Ahora el agua se ha llevado tu castillo de arena
en la marea alta.
Se ha llevado las torres,
los fosos,
la puertecita por donde hubiéramos pasado
en la marea baja,
cuando la realidad está lejos
y hay castillos de arena
sobre la playa...



Reseña biográfica

Poeta y novelista nicaragüense nacida en Managua en 1948.
Junto a Ernesto Cardenal y Claribel Alegría, inició la renovación de la poesía en su país. Un marcado acento erótico impregna buena parte de su obra, aunque la última producción denota una gran preocupación por los cambios políticos de su patria.
Entre los libros más reconocidos, se destacan «Sobre la grama» y «Eva». ©

lunes, 5 de abril de 2010

Estoy viva como fruta madura...by GIOCONDA BELLI




Estoy viva
como fruta madura
dueña ya de inviernos y veranos,
abuela de los pájaros,
tejedora del viento navegante.

No se ha educado aún mi corazón
y, niña, tiemblo en los atardeceres,
me deslumbran el verde, las marimbas
y el ruido de la lluvia
hermanándose con mi húmedo vientre,
cuando todo es más suave y luminoso.

Crezco y no aprendo a crecer,
no me desilusiono,
ni me vuelvo mujer envuelta en velos,
descreída de todo, lamentando su suerte.
No. Con cada día, se me nacen los ojos del asombro,
de la tierra parida,
el canto de los pueblos,
los brazos del obrero construyendo,
la mujer vendedora con su ramo de hijos,
los chavalos alegres marchando hacia el colegio.

Si.
Es verdad que a ratos estoy triste
y salgo a los caminos,
suelta como mi pelo,
y lloro por las cosas más dulces y más tiernas
y atesoro recuerdos
brotando entre mis huesos
y soy una infinita espiral que se retuerce
entre lunas y soles,
avanzando en los días,
desenrollando el tiempo
con miedo o desparpajo,
desenvainando estrellas
para subir más alto, más arriba,
dándole caza al aire,
gozándome en el ser que me sustenta,
en la eterna marea de flujos y reflujos
que mueve el universo
y que impulsa los giros redondos de la tierra.

Soy la mujer que piensa.
Algún día
mis ojos
encenderán luciérnagas.

GUACOLDA by MARIO MELENDEZ



GUACOLDA

Hembra continental vestida para un viaje sin palabras
la sombra del espejo donde mueren las miradas
se parece a ti
tiene las mismas grietas esparcidas en un mar amargo
la misma historia adolorida en el balcón
donde la raza asoma
Oye a los jinetes adherirse al gran imán de los recuerdos
siente a la manada desgarrar las armaduras de los dioses
huele al primogénito del viento galopar de noche
mientras sangran a lo lejos las encías
y la muerte entra en la herida de la muerte
deshuesando el bien y el mal
Sube en el latido del cultrún
hasta donde el cóndor sacude su cabellera intratable
su túnica de plumas ancestrales
su vuelo matrimonial de alas sonámbulas
Y baila
baila junto a los hijos que no vendrán a consolarte
baila entre los guerreros que degollará el olvido
baila con tu pueblo el rito de la flecha sudorosa
el rito de la flecha sin piedad
el rito de la flecha sin sonrisa
el rito de la flecha humedecida
por el llanto de las calaveras
por el llanto de los coihues y de los sueños castrados
Y aún así
cuando la sangre mueva los pies
para hablar con los espíritus
y tú la veas venir hacia tu propia sangre
hacia tu propio pie
hacia tu propio origen
cuando el musgo tape las sobras
de la gran ira de Arauco
y los pájaros queden con la servilleta puesta
malhumorados por no haber llegado antes
cuando los ríos se ahoguen de ardor
y el queltehue amontone los gestos
del último de los caídos
lucha
lucha para que el pan se desmigue en tu mesa
lucha para que el maíz recupere su orgullo
lucha para que la flecha sonría de nuevo
para que el ciervo te enseñe a beber
para que el miedo no roa tu alma
Lucha hasta que el luto anestesie tu edad
porque estás destinada a hacerte llaga
y en ti mamarán las estrellas



sábado, 3 de abril de 2010

EL BARCO DEL ADIÓS by MARIO MELENDEZ




Yo soy el niño que juega con la espuma
de los mares desahuciados
Por esa playa embanderada de gaviotas
yo estiro mis brazos como flojas redes
mientras las olas pellizcan mis sueños
y una sola lágrima revienta contra las rocas
Los arrecifes se asoman a la orilla
vienen descalzos a bailar sobre mi alma
y en sus labios traen algas y corales
la levadura del mar convertida en beso
Yo muevo mis pies entonces
como dos viejos remos
mi corazón es un océano de rostros y de manos
y yo entro en él sin darme cuenta
con mi equipaje de arena
aferrado al timón del viento
a la proa de los años
donde una voz que no es mi voz
eleva el ancla de este pequeño barco
que se aleja con mi infancia a bordo




Mario Meléndez (Linares, Chile, 1971). Estudió Periodismo en la Universidad La República de Santiago. Entre sus libros figuran: "Autocultura y juicio" (con prólogo del Premio Nacional de Literatura, Roque Esteban Scarpa), "Apuntes para una leyenda" y "Vuelo subterráneo". En 1993 obtiene el Premio Municipal de Literatura en el Bicentenario de Linares. Sus poemas aparecen en diversas revistas de literatura hispanoamericana y en antologías nacionales y extranjeras. Ha sido invitado a numerosos encuentros literarios entre los que destacan el Primer y Segundo Encuentro de Escritores Latinoamericanos, organizado por la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), Santiago, 2001 y 2002, y el Primer Encuentro Internacional de Amnistía y Solidaridad con el Pueblo, Roma, Italia, 2003, donde es nombrado miembro de honor de la Academia de la Cultura Europea. A comienzos del 2005, es publicado en las prestigiosas revistas "Other Voices Poetry" y "Literati Magazine". Durante el mismo año obtiene el premio "Harvest International" al mejor poema en español otorgado por la University of California Polytechnic, en Estados Unidos. Parte de su obra se encuentra traducida al italiano, inglés, francés, portugués, rumano, persa y catalán. Actualmente trabaja en el proyecto "Fiestas del Libro Itinerante".


viernes, 2 de abril de 2010

ESTAS VIOLETAS MUSTIAS byJUAN RAMON JIMENEZ



Estas violetas mustias...¡Oh qué olor tan lejano!
¿Es un olor que viene de otro mundo, en el viento?
¿O es que el olor, mujer, les llega por tu mano
desde tu corazón, jardín de sentimiento?

¿Quedó, tal vez, su aroma,entre negligencias
vagas y melodiosas de un aire distraído?
¿Es música fragante de ensueños y de ausencias
de un parque verde y triste el reino del olvido?

¡Huelen a versos viejos, a tardes de amor puro,
a corazón de niña, a los primeros llantos,
a aquél abril de plata que el dolor puso oscuro
...encantos sonrientes que fueron desencantos!
Juan Ramón Jiménez

DESDE LEJOS by DELMIRA AGUSTINI


Desde lejos En el silencio siento pasar hora tras hora
como un cortejo lento, acompasado y frío
¡Ah, cuando tú estás lejos de mi alma todo llora,
y al rumor de tus pasos hasta en sueños sonrío!

Yo sé que volverás, que brillará otra aurora
en mi horizonte grave como un sueño sombrío;
revivirá en mis bosques tu gran risa sonora
que los cruzaba alegre como el cristal de un río.

Un día, al encontrarnos tristes en el camino
yo puse entre tus manos mi pálido destino.
¡Y nada más hermoso jamás han de ofrecerte!

Mi alma es, frente a tu alma, como el mar frente al cielo:
pasarán entre ellas, cual la sombra de un vuelo,
la Tormenta y el Tiempo y la Vida y la Muerte!



Reseña biográfica


Poeta uruguaya nacida en Montevideo en 1886, en el seno de una familia burguesa descendiente
de alemanes, franceses y porteños.
Desde muy corta edad incursionó en el campo poético publicando su primer poemario, El libro blanco en 1907.
Luego aparecieron Cantos de la mañana en 1910 y Los cálices vacíos.
Mujer de gran sensibilidad y sensualismo, asombró a Montevideo y Buenos Aires con sus libros de versos.
Contrajo matrimonio en 1913. Su matrimonio fracasó a los dos meses, y un año después, en 1914, murió asesinada
por su marido quien se suicidó después.
Después de su muerte se publicaron dos composiciones más: El rosario de Eros y La alborada.
©



lunes, 29 de marzo de 2010

LA ENAMORADA by ALEJANDRA PIZARNIK


La enamorada

ante la lúgubre manía de vivir
esta recóndita humorada de vivir
te arrastra Alejandra no lo niegues.

hoy te miraste en el espejo
y te fuiste triste estabas sola
y la luz rugía el aire cantaba
pero tu amado no volvió

enviarás mensajes sonreirás
tremolarás tus manos así volverá
tu amado tan amado

oyes la demente sirena que lo robó
el barco con barbas de espuma
donde murieron las risas
recuerdas el último abrazo
oh nada de angustias
ríe en el pañuelo llora a carcajadas
pero cierra las puertas de tu rostro
para que no digan luego
que aquella mujer enamorada fuiste tú

te remuerden los días
te culpan las noches
te duele la vida tanto tanto
desesperada ¿adónde vas?
desesperada ¡nada más!

domingo, 28 de marzo de 2010

Cómo llenarte, soledad... by LUIS CERNUDA




Cómo llenarte, soledad,
sino contigo misma...

De niño, entre las pobres guaridas de la tierra,
quieto en ángulo oscuro,
buscaba en ti, encendida guirnalda,
mis auroras futuras y furtivos nocturnos,
y en ti los vislumbraba,
naturales y exactos, también libres y fieles,
a semejanza mía,
a semejanza tuya, eterna soledad.

Me perdí luego por la tierra injusta
como quien busca amigos o ignorados amantes;
diverso con el mundo,
fui luz serena y anhelo desbocado,
y en la lluvia sombría o en el sol evidente
quería una verdad que a ti te traicionase,
olvidando en mi afán
cómo las alas fugitivas su propia nube crean.

Y al velarse a mis ojos
con nubes sobre nubes de otoño desbordado
la luz de aquellos días en ti misma entrevistos,
te negué por bien poco;
por menudos amores ni ciertos ni fingidos,
por quietas amistades de sillón y de gesto,
por un nombre de reducida cola en un mundo fantasma,
por los viejos placeres prohibidos
como los permitidos nauseabundos,
útiles solamente para el elegante salón susurrado,
en bocas de mentira y palabras de hielo.

Por ti me encuentro ahora el eco de la antigua persona
que yo fui,
que yo mismo manché con aquellas juveniles traiciones;
por ti me encuentro ahora, constelados hallazgos,
limpios de otro deseo,
el sol, mi dios, la noche rumorosa,
la lluvia, intimidad de siempre,
el bosque y su alentar pagano,
el mar, el mar como su nombre hermoso;
y sobre todo ellos,
cuerpo oscuro y esbelto,
te encuentro a ti, tú, soledad tan mía,
y tú me das fuerza y debilidad
como el ave cansada los brazos de la piedra.

Acodado al balcón miro insaciable el oleaje,
oigo sus oscuras imprecaciones,
contemplo sus blancas caricias;
y erguido desde cuna vigilante
soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres,
por quienes vivo, aún cuando no los vea;
y así, lejos de ellos,
ya olvidados sus nombres, los amo en muchedumbres,
roncas y violentas como el mar, mi morada,
puras ante la espera de una revolución ardiente
o rendidas y dóciles, como el mar sabe serlo
cuando toca la hora de reposo que su fuerza conquista.

Tú, verdad solitaria,
transparente pasión, mi soledad de siempre,
eres inmenso abrazo;
el sol, el mar,
la oscuridad, la estepa,
el hombre y su deseo,
la airada muchedumbre,
¿qué son sino tú misma?

Por ti, mi soledad, los busqué un día;
en ti, mi soledad, los amo ahora.

jueves, 25 de marzo de 2010

Una carta de amor by JULIO CORTAZAR


Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo, como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía, todo eso es tan poco,
yo lo quiero de vos porque te quiero. Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina, y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.

miércoles, 24 de marzo de 2010

ROMANCE DE LOS VANOS ENCUENTROS by JULIO CORTAZAR



No preguntes quién pone en este canto
un alma destinada al sufrimiento
y un pobre corazón que te ama tanto.



I
Bronces de las ocho y media
nos llaman cada mañana
-entre tu casa y mi casa-
de dos cornisas y un breve saludos de camaradas.

¡Estás tan bella, vestida
de crujiente espuma blanca
baje ese sol de las ocho
que te ciñe y que te alaba!

Sus amarillas saetas
bordan en tu pelo el aura
que me recuerda las leves
imágenes de las santas.

(Pienso que rezarte a ti
tal vez me salvará el alma...)

II
Las campanas matinales
ponen música en la senda
por donde a tu escuela vas,
por donde voy a mi escuela.

Tontamente, tontamente
me vuelve la vieja idea
cada vez que nos cruzamos
en nuestras rutas opuestas:
pienso en el ayer que ataba
con una risa dos sendas,
cuando jamás nos cruzábamos
tú y yo en camino a la escuela.

Con una misma campana,
con una misma existencia,
y por una misma calle
con sol de las ocho y media...
Para nosotros, entonces,
había una sola escuela.

III
La señorita maestra
pasa vestida de blanco ;
en su oscuro pelo duerme
la noche aún, perfumado,
y en lo hondo de sus pupilas
yacen dormidos los astros.

Buenos días señorita
del caminar apurado;
cuando su voz me sonríe
olvido todos los pájaros,
cuando sus ojos me cantan
se torna el día más claro,
y subo la escalinata
un poco como volando,
y a veces digo lecciones.

martes, 23 de marzo de 2010

After such pleasures by JULIO CORTAZAR


Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas
ni esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.

lunes, 22 de marzo de 2010

Cinco poemas para Cris by JULIO CORTAZAR


Cinco poemas para Cris

I
Ya mucho más allá del mezzo
«camin di nostra vita»
existe un territorio del amor
un laberinto más mental que mítico
donde es posible ser
lentamente dichoso
sin el hilo de Ariadna delirante
si espumas ni sábanas ni muslos.

Todo se cumple en un reflejo de crepúsculo
tu pelo tu perfume tu saliva.
Y allí del otro lado te poseo
mientras tú juegas con tu amiga
los juegos de la noche.

II
En realidad poco me importa
que tus senos se duerman
en la azul simetría de otros senos.
Yo los hubiera hollado
con la cosquilla de mi roce
y te hubieras reído justamente
cuando lo necesario y esperable
era que sollozaras.

III
Sé muy bien lo que ganas
cuando te pierdes en el goce.
Porque es exactamente
lo que yo habría sentido.

IV
La justa errata
habernos encontrado al final del día
en un paseo púbico.

V
Me gustaría que creyeras
que esto es el irrisorio juego
de las compensaciones
con que consuelo esta distancia.
Sigue entonces danzando
en el espejo de otro cuerpo
después de haber sonreído
apenas
para mí.



Reseña biográfica

Hijo de padres argentinos, nació en Bruselas en 1914 y residió en Buenos Aires desde los cuatro años.
Trabajó como maestro en varios pueblos argentinos y posteriormente se graduó en Letras.
Bajo el seudónimo de Julio Denis publicó su primer libro de poemas, «Presencia», en 1938. Gracias a una beca del gobierno francés, se instaló en Paris en 1951 donde además se dedicó a las traducciones para mejorar su situación económica. Posteriormente se vinculó a la Unesco trabajando allí hasta su jubilación.
Además de numerosas novelas y escritos, sobresale su poema dramático «Los Reyes» en 1949.
Murió en Paris en 1984. ©



domingo, 21 de marzo de 2010

Amo a los hombres y les canto... by GIOCONDA BELLI




Amo a los hombres
y les canto.

Amo a los jóvenes
desafiantes jinetes del aire,
pobladores de pasillos en las Universidades,
rebeldes, inconformes, planeadores de mundos diferentes.
Amo a los obreros,
esos sudorosos gigantes morenos
que salen de madrugada a construir ciudades.
Amo a los carpinteros
que reconocen a la madera como a su mujer
y saben hacerla a su modo.
Amo a los campesinos
que no tienen más tractor que su brazo
que rompen el vientre de la tierra y la poseen.
Amo, compasiva y tristemente, a los complicados
hombres de negocios
que han convertido su hombría en una sanguinaria
máquina de sumar
y han dejado los pensamientos más profundos, los
sentimientos más nobles
por cálculos y métodos de explotación.

Amo a los poetas -bellos ángeles lanzallamas-
que inventan nuevos mundos desde la palabra
y que dan a la risa y al vino su justa y proverbial importancia.
que conocen la trascendencia de una conversación
tranquila bajo los árboles,
a esos poetas vitales que sufren las lágrimas y van
y dejan todo y mueren
para que nazcan hombres con la frente alta.
Amo a los pintores -hombres colores-
que guardan su hermosura para nuestros ojos
y a los que pintan el horror y el hambre
para que no se nos olvide.
Amo a los solitarios pensadores
los que existen más allá del amor y de la comprensión sencilla
los que se hunden en titánicas averiguaciones
y se atormentan día y noche ante lo absurdo de las respuestas.

A todos amo con un amor de mujer, de madre, de hermana,
con un amor que es más grande que yo toda,
que me supera y me envuelve como un océano
donde todo el misterio se resuelve en espuma...

Amo a las mujeres desde su piel que es la mía.
A la que se rebela y forcejea con la pluma y la voz desenvainadas,
a la que se levanta de noche a ver a su hijo que llora,
a la que llora por un niño que se ha dormido para siempre,
a la que lucha enardecida en las montañas,
a la que trabaja -mal pagada- en la ciudad,
a la que gorda y contenta canta cuando echa tortillas
en la pancita caliente del comal,
a la que camina con el peso de un ser en su vientre
enorme y fecundo.
A todas las amo y me felicito por ser de su especie.
Me felicito por estar con hombres y mujeres
aquí bajo este cielo, sobre esta tierra tropical y fértil,
ondulante y cubierta de hierba.
Me felicito por ser y por haber nacido,
por mis pulmones que me llevan y me traen el aire,
porque cuando respiro siento que el mundo todo entra en mí
y sale con algo mío,
por estos poemas que escribo y lanzo al viento
para alegría de los pájaros,
por todo lo que soy y rompe el aire a mi paso,
por las flores que se mecen en los caminos
y los pensamientos que, desenfrenados, alborotan en las cabezas,
por los llantos y las rebeliones.
Me felicito porque soy parte de una nueva época
porque he comprendido la importancia que tiene mi existencia,
la importancia que tiene tu existencia, la de todos,
la vitalidad de mi mano unida a otras manos,
de mi canto unido a otros cantos.
Porque he comprendido mi misión de ser creador,
de alfarera de mi tiempo que es el tiempo nuestro,
quiero irme a la calle y a los campos,
a las mansiones y a las chozas
a sacudir a los tibios y haraganes,
a los que reniegan de la vida y de los malos negocios,
a los que dejan de ver el sol para cuadrar balances,
a los incrédulos, a los desamparados, a los que han
perdido la esperanza,
a los que ríen y cantan y hablan con optimismo;
quiero traerlos a todos hacia la madrugada,
traerlos a ver la vida que pasa
con una hermosura dolorosa y desafiante,
la vida que nos espera detrás de cada atardecer
-último testimonio de un día que se va para siempre,
que sale del tiempo y que nunca volverá a repetirse-.
Quiero atraer a todos hacia el abrazo de una alegría que comienza,
de un Universo que espera que rompamos sus puertas
con la energía de nuestra marcha incontenible.
Quiero llevaros a recorrer los caminos
por donde avanza -inexorable- la Historia.
Porque los amo quiero llevarlos de frente a la nueva mañana,
mañana lavada de pesar que habremos construido todos.

Vámonos y que nadie se quede a la zaga,
que nadie perezoso, amedrentado, tibio, habite la faz de la tierra
para que este amor tenga la fuerza de los terremotos,
de los maremotos,
de los ciclones, de los huracanes
y todo lo que nos aprisione vuele convertido en desecho
mientras hombres y mujeres nuevos
van naciendo erguidos
luminosos
como volcanes...

Vámonos
Vámonos
Vámonoooos!!!



Reseña biográfica
Poeta y novelista nicaragüense nacida en Managua en 1948.
Junto a Ernesto Cardenal y Claribel Alegría, inició la renovación de la poesía en su país. Un marcado acento erótico impregna buena parte de su obra, aunque la última producción denota una gran preocupación por los cambios políticos de su patria.
Entre los libros más reconocidos, se destacan «Sobre la grama» y «Eva». ©

sábado, 20 de marzo de 2010

Ahuyentemos el tiempo, amor... by Gioconda Belli


Ahuyentemos el tiempo, amor,
que ya no exista;
esos minutos largos que desfilan pesados
cuando no estás conmigo
y estás en todas partes
sin estar pero estando.
Me dolés en el cuerpo,
me acariciás el pelo
y no estás
y estás cerca,
te siento levantarte
desde el aire llenarme
pero estoy sola, amor,
y este estarte viendo
sin que estés,
me hace sentirme a veces
como una leona herida,
me retuerzo
doy vueltas
te busco
y no estás
y estás
allí
tan cerca.

martes, 16 de marzo de 2010

A UN PESIMISTA by JOSE ASUNCION SILVA


A UN PESIMISTA

Hay demasiada sombra en tus visiones,
algo tiene de plácido la vida,
no todo en la existencia es una herida
donde brote la sangre a borbotones.

La lucha tiene sombra, y las pasiones
agonizantes, la ternura huida,
todo lo amado que al pasar se olvida
es fuente de angustiosas decepciones.

Pero, ¿por qué dudar, si aún ofrecen
en el remoto porvenir oscuro
calmas hondas y vívidos cariños

la ternura profunda, el beso puro
y manos de mujer, que amantes mecen
las cunas sonrosadas de los niños?

Brienz, 1885


José Asunción Silva



viernes, 12 de marzo de 2010

[A LA MANERA] DE G. A. BÉCQUER by JOSE ASUNCION SILVA



Asómate a mi älma
en momentos de calma,
y tu imagen verás, sueño divino,
temblar allí como en el fondo oscuro
de un lago cristalino.

Junio 28-1883


José Asunción Silva



miércoles, 10 de marzo de 2010

MIDNIGHT DREAMS by Jose Asuncion Silva




Anoche, estando solo y ya medio dormido,
mis sueños de otras épocas se me han aparecido.

Los sueños de esperanzas, de glorias, de alegrías
y de felicidades que nunca han sido mías,

se fueron acercando en lentas procesiones
y de la alcoba oscura poblaron los rincones

hubo un silencio grave en todo el aposento
y en el reloj la péndola detúvose al momento.

La fragancia indecisa de un olor olvidado,
llegó como un fantasma y me habló del pasado.

Vi caras que la tumba desde hace tiempo esconde,
y oí voces oídas ya no recuerdo dónde.

.....................................................................................

Los sueños se acercaron y me vieron dormido,
se fueron alejando, sin hacerme ruido

y sin pisar los hilos sedosos de la alfombra
y fueron deshaciéndose y hundiéndose en la sombra.


José Asunción Silva



martes, 9 de marzo de 2010

Nocturno II by JOSE ASUNCION SILVA



Poeta!, di paso
Los furtivos besos!...
¡La sombra! Los recuerdos! La luna no vertía
Allí ni un solo rayo... Temblabas y eras mía.
Temblabas y eras mía bajo el follaje espeso,
Una errante luciérnaga alumbró nuestro beso,
El contacto furtivo de tus labios de seda...
La selva negra y mística fue la alcoba sombría...
En aquel sitio el musgo tiene olor de reseda...
Filtró luz por las ramas cual si llegara el día,
Entre las nieblas pálidas la luna aparecía...

Poeta, di paso
Los íntimos besos!

¡Ah, de las noches dulces me acuerdo todavía!
En señorial alcoba, do la tapicería
Amortiguaba el ruido con sus hilos espesos
Desnuda tú en mis brazos fueron míos tus besos;
Tu cuerpo de veinte años entre la roja seda,
Tus cabellos dorados y tu melancolía
Tus frescuras de virgen y tu olor de reseda...
Apenas alumbraba la lámpara sombría
Los desteñidos hilos de la tapicería.

Poeta, di paso
El último beso!

¡Ah, de la noche trágica me acuerdo todavía!
El ataúd heráldico en el salón yacía,
Mi oído fatigado por vigilias y excesos,
Sintió como a distancia los monótonos rezos!
Tú mustia yerta y pálida entre la negra seda,
La llama de los cirios temblaba y se movía,
Perfumaba la atmósfera un olor de reseda,
Un crucifijo pálido los brazos extendía
Y estaba helada y cárdena tu boca fue mía! * *




José Asunción Silva murió en la madrugada del domingo 24 de mayo de 1896. Tenía 31 años de edad, no había publicado un solo libro y sus versos -que leía en tertulias y publicaba en periódicos- eran motivo de critica y hasta de mofa en su ciudad, la muy pacata y aldeana Bogotá. De familia acomodada y de rancia alcurnia, en ese momento vivía con su madre y su hermana en unas habitaciones arrendadas de la modesta casa colonial que compartía con los propios arrendadores. Y de su patrimonio económico -poco tiempo atrás rico y floreciente- solo quedaban los 10 pesos que le encontraron en la billetera y 52 ejecuciones judiciales pendientes sobre su cabeza.

Los infortunios comerciales y la incomprensión hacia su poesía y hacia su cultura, ambas muy sintonizadas con su tiempo, no fueron las únicas desgracias. Un año atrás había perdido buena parte de su obra literaria en cercanías a Barranquilla, al naufragar el barco que lo traía de Venezuela. Se sabe que desaparecieron dos colecciones de poemas, tituladas Las almas muertas y Poemas de la carne, pero el gran revés fue para su trabajo en prosa, ya que naufragaron también Los Cuentos negros y Cuentos de razas, así como la novela corta titulada Un ensayo de perfumería. La novela De sobremesa la reconstruyó poco después.

Su muerte constituyó una vergüenza para sus íntimos y un escándalo para la sociedad. Fue enterrado en tierra no sagrada, en el siniestro lugar destinado a los sacrílegos que se atrevían a atentar contra su propia vida. Como última despedida no recibió flores, sino un puñado de cal que, antes de cerrar el ataúd, le lanzó a la cara el enterrador. Sin embargo, ese desdichado había escrito la obra poética más importante de Colombia hasta hoy. Había iniciado la poesía moderna en el país, la cual bien puede dividirse en antes y después de él. Y había iniciado también, con algunos contemporáneos suyos de otros países latinoamericanos, la gran revolución de la poesía en lengua española, la revolución modernista.



lunes, 8 de marzo de 2010

Nocturno I by JOSE ASUNCION SILVA


Nocturno I
A veces, cuando en alta noche tranquila,
Sobre las teclas vuela tu mano blanca,
Como una mariposa sobre una lila
Y al teclado sonoro notas arranca,
Cruzando del espacio la negra sombra
Filtran por la ventana rayos de luna,
Que trazan luces largas sobre la alfombra,
Y en alas de las notas a otros lugares,
Vuelan mis pensamientos, cruzan los mares,
Y en gótico castillo donde en las piedras
Musgosas por los siglos, crecen las yedras,
Puestos de codos ambos en tu ventana
Miramos en las sombras morir el día
Y subir de los valles la noche umbría
Y soy tu paje rubio, mi castellana,
Y cuando en los espacios la noche cierra,
El fuego de tu estancia los muebles dora,
Y los dos nos miramos y sonreímos
Mientras que el viento afuera suspira y llora!
....................................................................
¡Cómo tendéis las alas, ensueños vanos,
cuando sobre las teclas vuelan tus manos!

LUZ DE LUNA by JOSE ASUNCION SILVA


Luz de luna (Segunda ver
sión) Pérfida como la onda)
Shakespeare


Ella estaba con él... A su frente
Tan bella y tan pálida,
Penetrando a través de los vidrios
De la antigua ventana
De la luna distante venían
Los rayos de plata.
El estaba a sus pies. De rodillas
Mirando las vagas
Visiones que cruzan en horas felices
Los cielos del alma.
Con las trémulas manos asidas,
Con el mudo fervor de quien ama,
Palpitando en los labios los besos,
Entrambos hablaban
El mudo lenguaje
Sin voz ni palabras
En que, en horas de dicha suprema,
Tembloroso el espíritu habla... ...................................................... El silencio que crece... la brisa
Que besa las ramas
Dos seres que tiemblan... la luz de la luna
Que el paisaje baña.
¡Amor, un momento, detén allá el vuelo,
Murmura tus himnos y pliega las alas! Unos meses después él dormía
Bajo de una lápida
Ese sueño del cual nadie vuelve
El sueño postrero de paz y de calma.
Anoche una fiesta
Con su grato rumor animaba
De ese amor el tranquilo escenario
En la risueña casa
Que escuchó sus promesas de amores
Promesas sagradas!
Allí estuvo cual nunca de bella...
Por el baile tal vez agitada
Se apoyó levemente en mi brazo,
Dejamos las salas
Y un momento después penetramos
En la misma estancia
Que un año antes no más la había visto
Temblando callada
En los brazos de un hombre querido...
Las nocturnas auras
Con los rayos de luna venían
Y al través de la reja llegaban
Entre vasos de niebla trayendo
Los perfumes de flores lejanas.
En un vidrio de la hoja entreabierta
Muy cerca brillaban
Con trémula luz diamantina
Unas líneas raras...
Miré lentamente
Las cifras extrañas!
Aún me parece
En aquella actitud contemplarla!
Las cifras aquellas... sus nombres
En letras grabados
Por la mano de aquél que hace un año
De la tierra en el seno descansa,
Por la mano de aquél que hace un año
En el mismo lugar la besara.. .............................................

Aroma de nardos,
Risueñas canciones lejanas,
Cariñosos recuerdos que vibran
Cual sones de un arpa
Rumores perdidos,
Del amor que en sollozos estalla,
Calor de sus besos,
¿Porqué no volvisteis a su alma?...
A su pecho no vino un suspiro,
A sus ojos no vino una lágrima,
Ni una nube cruzó aquella frente
tan bella y tan pálida,
Y mirando los rayos de luna
Que al través del follaje filtraba
Murmuró con su voz argentina
¡Qué noche tan clara!

Junio 6 de 1883

sábado, 6 de marzo de 2010

SIEMPREVIVA by PIERRE RONSARD


Siempreviva

Para que así de siglo en siglo sobreviva
la perfecta amistad que Ronsard te profesa,
la razón ofuscada por tu pura belleza
y en tus brazos gemelos la libertad cautiva;

para que sepa el mundo que estaba siempre viva
tu imagen en mi sangre y en mi memoria impresa
y que mi alma rendida sólo de ti está presa,
hoy te envío mi amor con esta Siempreviva.

Ella perdurará largo tiempo fragante.
-Te haré, después de muerta, vivir perpetuamente,
tanto puede el empeño de un servidor amante

que al honrarte pretende honrar la virtud suma.
Tu nombre, como Laura, vivirá eternamente,
al menos lo que vivan los libros y la pluma.

Versión de Andrés Holguín

viernes, 5 de marzo de 2010

CANCION by PIERRE de RONSARD


Quienquiera conocer al Amor y a su esencia,
su arco, su fuego, sus rasgos y su aspecto,
cuáles son sus maneras y qué es lo que desea,
lea estos versos: voy aquí a describirlo.

Es un placer repleto de tristeza,
es un tormento ornado de alegría,
un desespero donde siempre se espera,
un esperar que siempre desespera.

Es como una nostalgia de juventud perdida
es como polvo expandido en el aire,
es pintar en el aire, es pretender a una
coger el viento y blanquear un moro.

Es falsa risa y dolor verdadero,
tener herido el corazón sin lamentarse,
es volverse criado en lugar de señor,
es morir y nacer mil veces cada día.

Es cerrar a los amigos de la razón la puerta,
que triste languidece casi muerta,
para entregar la llave a la enemiga
que la recibe con el pretexto de ser amiga.

Es mil males por sólo una mirada
es estar sano y simularse enfermo,
es perjurar mintiéndose, y hacer
profesión de adular y complacer.

Es un gran fuego envuelto en poco hielo,
un bello juego relleno de falacias,
es un despecho, una guerra, una tregua,
un largo pensamiento, una palabra breve.

Es un por fuera disimular el gozo,
celando un alma que dentro solloza,
un mal tan agradable que uno anhela
consumirse por siempre en tan bello martirio.

Es una paz sin duración apenas,
es una guerra de combate extremado,
en donde el vencido recibe toda gloria,
y el vencedor no obtiene la victoria.

Es un error de juventud que elige
aun antes la prisión que la libertad.
Es un pensamiento que entre dudas no reposa,
y por objeto sólo tiene una cosa. En fin, Nicolás, es amor unos celos,
una fiebre en un frenesí.
¿Qué mayor mal puede haber en el mundo
que tener por señor a una mujer? Así, pues, para que tu corazón no caiga
bajo los lazos de tan sujeta ley,
si tú me crees, ten cuidado:
el arrepentimiento llega tarde. Versión de L. S.

PIERRE deRONSARD 1524 - 1585






PIERRE deRONSARD

1524 - 1585



Reseña biográfica Poeta francés nacido en Vendôme en 1524.
Perteneciente a una familia de la nobleza, trabajó en la corte de Francisco I y luego estuvo al servicio de Jacobo I Rey de Escocia. Debido a problemas de salud renunció a la carrera militar ordenándose sacerdote en 1540. Viajó a Paris en 1544 donde ingresó a la escuela de Coqueret y se unió a otros poetas franceses para formar el grupo de La Pléiade cuyo fin era fortalecer la literatura francesa.
La primera publicación de renombre "Odas" en 1551, fue seguida de "Los Amores de Casandra" en 1552, "El Soto real" en 1554, "Los Himnos" en 1556 y "Poemas" en 1573.
Tanto su obra humanística como poética está marcada por la influencia que en él ejercieron Petrarca y Píndaro.
Se retiró a Saint-Cosme-les-Tours donde falleció en 1585 tras una larga enfermedad.

jueves, 4 de marzo de 2010

SI by RUDYARD KIPLING


Si


Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y por ello te culpan,
si puedes confiar en ti cuando de ti todos dudan,
pero admites también sus dudas;
si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o ser mentido, no pagues con mentiras,
o ser odiado, no des lugar al odio,
y -aun- no parezcas demasiado bueno, ni demasiado sabio.

Si puedes soñar -y no hacer de los sueños tu maestro,
si puedes pensar -y no hacer de las ideas tu objetivo,
si puedes encontrarte con el Triunfo y el Desastre
y tratar de la misma manera a los dos farsantes;
si puedes admitir la verdad que has dicho
engañado por bribones que hacen trampas para tontos.
O mirar las cosas que en tu vida has puesto, rotas,
y agacharte y reconstruirlas con herramientas viejas.

Si puedes arrinconar todas tus victorias
y arriesgarlas por un golpe de suerte,
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir nada de lo que has perdido;
si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones
para jugar tu turno tiempo después de que se hayan gastado.
Y así resistir cuando no te quede nada
excepto la Voluntad que les dice: «Resistid». Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud,
o pasear con reyes y no perder el sentido común,
si los enemigos y los amigos no pueden herirte,
si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado;
si puedes llenar el minuto inolvidable
con los sesenta segundos que lo recorren.
Tuya es la Tierra y todo lo que en ella habita,
y -lo que es más-, serás Hombre, hijo.

Versión de Luis Cremades



lunes, 1 de marzo de 2010

LA PALOMA by JOHN KEATS


La paloma

Una paloma tuve muy dulce, pero un día
se murió. Y he pensado que murió de tristeza.
¡Oh! ¿Qué le apenaría? Sus pies ataba un hilo
de seda, y con mis dedos lo entrelacé yo mismo.
¿Por qué morías, tú, de pies lindos y rojos?
¿Por qué dejarme, pájaro tan dulce? ¿Por qué? Dime.
Muy solito vivías en el árbol del bosque:
¿Por qué, gracioso pájaro, no viviste conmigo?
Te besaba a menudo, te di guisantes dulces:
¿Por qué no vivirías como en el árbol verde?

Versión de Màrie Montand



sábado, 27 de febrero de 2010

LA CAIDA DE HIPERION (Sueño) by JOHN KEATS




Tienen los locos sueños donde traman
elíseos de una secta. Y el salvaje
vislumbra desde el sueño más profundo
lo celestial. Es lástima que no hayan
transcrito en una hoja o en vitela
las sombras de esa lengua melodiosa
y sin laurel transcurran, sueñen, mueran.
Pues sólo la Poesía dice el sueño,
con hermosas palabras salvar puede
a la Imaginación del negro encanto
y el mudo sortilegio. ¿Quién que vive
dirá: "no eres poeta si no escribes
tus sueños"? Pues todo aquel que tenga alma
tendrá también visiones y hablará
de ellas si en su lengua es bien criado.
Si el sueño que propongo lo es de un loco
o un poeta tan sólo se sabrá
cuando mi mano repose en la tumba.

Soñé que en un lugar estaba donde
palmera, haya, mirto, sicomoro
y plátano y laurel formaban bóvedas
cerca de manantiales cuya voz
refrescaba mi oído y donde el tacto
de un perfume me hablaba de las rosas.
Vi un árbol de boscaje recubierto
por parras, campanillas, grandes flores (...)

Versión de Gabriel Insuasti